Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

MINISTERIO BAUTISTA SAMA
Blog de mbsama

img
img
08 de Junio, 2011 · SERMONES

LA OPORTUNIDAD DEL UNGIDO

“Y el pueblo le respondió las mismas palabras, diciendo: Así se hará al hombre que le venciere” (1 S. 17:27).
Introducción
Dios muchas veces permite oportunidades en nuestra vida que si se pasan por alto estancan o afectan nuestro futuro. A todo ser humano, tarde o temprano, nos llega la oportunidad de ser y de hacer algo.
Los ungidos de Dios manifiestan sensibilidad a las oportunidades que el Espíritu Santo les ofrece. En cosas sencillas y naturales puede que Dios nos esté  conduciendo, nos haya tomado de la mano, para ser parte de su plan y propósito.
David, sin darse cuenta, andaba acompañado por Dios. Cada oportunidad que se le presentaba la aprovechaba y la misma lo llevaba a otra mayor oportunidad. Los propósitos de Dios en nuestra vida comienzan siempre pequeños. Las oportunidades deben aprovecharse al máximo, ya que puede que nunca jamás se vuelvan a repetir. Una oportunidad de Dios puede cambiar nuestro destino y darnos un mejor futuro.
I. La oportunidad de servir
“Y dijo Isaí a David su hijo: Toma ahora para tus hermanos un efa de este grano tostado, y estos diez panes, y llévalo pronto al campamento a tus hermanos” (17:17).
A los ungidos siempre le llegará la oportunidad de servir a Dios y de servir a otros. El ungido se caracteriza por tener un corazón para servir. Servir a otros es más importante que si nos sirven a nosotros. Ejemplo nos dio nuestro Señor Jesucristo: “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mt. 20:28).
En la tarea de servir debemos estar bajo la voluntad de los que Dios ha puesto sobre nosotros como autoridades espirituales. La autoridad de David era su padre Isaí, por lo tanto se sometió a la voluntad de él y obedeció sus palabras.
David tenía que llevar “un efa de este grano tostado” y “diez panes” a sus hermanos. No era un grano cualquiera ni diez panes cualquiera. Su disciplina estaba en obedecer al pie de la letra. Dios siempre nos prueba en cosas pequeñas antes de delegarnos las cosas mayores.
En Mateo 25:21 leemos: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor”.
A todos nos llegará la oportunidad de servir a otros. Al buen samaritano de la parábola le llegó en el camino de Jerusalén a Jericó (Lc. 10:30–37). Él ayudó con los primeros auxilios a un desconocido que fue asaltado en el camino. El sacerdote y el levita que lo pudieron ayudar, no lo hicieron. No les importó aquel prójimo para nada.
Además de la entrega que tenía que hacer David, su padre Isaí le encargó rigurosamente: “y mira si tus hermanos están buenos, y toma prendas de ellos” (17:18). A Isaí le interesaba saber en que estado físico se encontraban sus hijos Eliab, Abinadab y Sama; y que se le presentara algo de ellos para comprobar que estaban bien.
Al ungido siempre se le dará la oportunidad de preocuparse por sus hermanos. El bienestar de nuestros hermanos es algo que debe incluirnos a todos. En Génesis 4:9 leemos: “Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?” A la pregunta divina, Caín responde con un no me importa. Y en su interrogante lo que afirma es: “Yo no soy el guarda de mi hermano”. Caín no era un servidor. A él solo le interesaba él. Era el centro y la circunferencia de sus propias relaciones.
II. La oportunidad de obedecer
“Se levantó, pues, David de mañana, y dejando las ovejas al cuidado de un guarda, se fue con su carga como Isaí le había mandado; y llegó al campamento cuando el ejército salía en orden de batalla, y daba el grito de combate” (17:20).
David se presenta como un madrugador: “Se levantó, pues, David de mañana”. Los hombres y mujeres de Dios que han sido ungidos para algún ministerio y que verdaderamente aman a Dios, saben madrugar para Él. Son personas que llegan temprano a las citas de Dios. Prefieren levantarse temprano, a dejar que el día se les vaya en tonterías.
David se presenta como alguien responsable, “y dejando las ovejas al cuidado de un guarda”. El ungido es siempre una persona responsable. No descuida lo que se le ha delegado. Cuando no puede atender algo, delega en otro para que se lo atienda.
David se presenta como alguien que llega a tiempo: “y llegó al campamento cuando el ejército salía en orden de batalla, y daba el grito de combate”. Muchos creyentes por llegar siempre tarde no oyen el grito de combate. Se pierden el inició de las cosas. No alcanzan a recibir las primeras bendiciones. A los ungidos les gusta aprovecharlo todo. No se pierden ni los anuncios. Nadie les tiene que contar porque ya ellos lo experimentaron.
Con David se cumple ese adagio: “Dios ayuda al que madruga”. Madrugue y esté temprano en todas las reuniones espirituales y verá la manera en que Dios lo ayuda. Sea un águila que vuela temprano.
En todo este pasaje descubrimos a David como un creyente que sabe obedecer y obedece. Los ungidos deben caracterizarse por tener un espíritu de obediencia. La obediencia no se declara, sino que  se practica, se realiza y se manifiesta. Los obedientes no son volcanes que ocasionalmente hacen erupción, son cataratas continuas que dejan caer las aguas.
La oportunidad de obedecer nos permite ver: “el ejército salía en orden de batalla”, y oír: “y daba el grito de combate”. Los ungidos tienen sus sentidos de la vista y del oído sensibles a todo lo que ocurre en el plano de lo natural y en el plano de lo sobrenatural.
En 1 Corintios 2:9 leemos: “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman”.
III. La oportunidad de recibir
“Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (17:26).
En 1 Samuel 17:22 leemos: “Entonces David dejó su carga en mano del que guardaba el bagaje, y corrió al ejército; y cuando llegó, preguntó por sus hermanos, si estaban bien”.
Saúl y los hombres de Israel al escuchar al gigante se llenaban de miedo (17:11) y huían (17:24). A los oídos de David llegaron las palabras del provocador que insultaba al ejército del Dios viviente. Para David, Dios estaba vivo y él era un representante de Él. Al ungido no le importa lo que hablan los enemigos de la obra de Dios, porque sabe que cuando lo atacan verbalmente se están oponiendo al
mismo Dios. La ofensa de Goliat David la tomó personalmente contra el Eterno y por esto salió en defensa del testimonio de Dios.
Entonces el ungido responde con indignación de espíritu: “Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán al hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? 
Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?” (17:26).
Aunque a David se le ofrecía la oportunidad de recibir algo material—de ser bendecido junto con su familia y de entrar a la familia real—, la oportunidad de recibir de Dios mismo el privilegio de servirle era todavía mayor. El sembrar en el servicio para Dios le produciría beneficios innumerables.
Cualquier negocio con Dios siempre produce grandes dividendos.
Conclusión
(1) Dios nos da la oportunidad de servirle, de obedecerle y de recibir de Él.
 (2) Los ungidos son siempre sensibles a estas oportunidades; que muchas veces aparecen y desaparecen, vienen y se esfuman. 
(3) Una oportunidad de Dios puede ser la llave para abrir la puerta de un brillante futuro.





publicado por mbsama a las 07:50 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

MINISTERIO BAUTISTA SAMA

Somos un Ministerio creado con el objetivo de difundir la Palabra de Dios a todo ser viviente.
Nuestro propósito es ayudar a todas aquellas iglesias, personas que quieran compartir en evangelio.

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Octubre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Devocional Diario (13)
» Discipulado (2)
» EVANGELISMO PERSONAL (6)
» SERMONES (12)
» TRABAJO CON LOS NIÑOS (2)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
img
.Más leídos
» A todos los que Aman su Venida
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
» Dios y el Altar Familiar
» EVANGELISMO DINAMICO
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
» Llamados a servir
» LOS CELOS HACIA EL UNGIDO
» Memorización: La Palabra de Dios en Mi Mente
» PRESENTACION DEL EVANGELIO A NIÑOS
img
.Se comenta...
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
44 Comentarios: antonio, jesus canales, jesus canales, [...] ...
» ¿Ese es Jesús?
2 Comentarios: geisa, geisa
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
2 Comentarios: Mayté, rosalva camo medina camo medina
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
5 Comentarios: Jose L. Carrillo, Jorge ernesto ramirez sierra, Jorge ernesto ramirez sierra, [...] ...
» A todos los que Aman su Venida
1 Comentario: fotografo alcala de henares
img
.Al margen
Ministerio Bautista SAMA
Hola, Dios los bendiga, esperamos que esta blog pueda ser de bendición a todo aquel que quiera, compartir su fe de una forma mas efectiva.
Estamos a sus ordenes para cualquier ayuda en cuanto a material, talleres, capacitación, etc...

"Porque enseñar la buena noticia de salvación no es motivo para que me llene de orgullo. Es solo mi obligación. Y pobre de mi si no lo hago" 1 Corintios 9:16 (LPDDPT)
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad