Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

MINISTERIO BAUTISTA SAMA
Blog de mbsama

img
img
20 de Junio, 2011 · SERMONES

LA AMISTAD DEL UNGIDO

“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo. Y Saúl le tomó aquel día, y no le dejó volver a casa de su padre. E hicieron pacto Jonatán y David, porque él le
amaba como a sí mismo. Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte. Y salía David dondequiera que Saúl le enviaba, y se portaba prudentemente. Y lo puso Saúl sobre gente de guerra, y era acepto a los ojos de todo el pueblo, y a los ojos de los siervos de Saúl” (1 S. 18:1–5).

Introducción
Por su temeridad y valor, el joven David al derrotar al gigante Goliat se transforma de una persona
común en una extraordinaria, de alguien insignificante e invisible en alguien con significado y visible.
El creyente que habla fe, ejerce fe y que se mueve en fe, es notado por otros. La fe demostrada por
David lo da a conocer como un hombre de Dios. Saúl el rey y Jonatán el príncipe, los siervos del rey y
la gente del pueblo, todos ahora se interesan en David. Él no buscaba reconocimiento, Dios lo daba a
conocer. Su prioridad era honrar a Dios y por esto Él lo honra.
Los hombres y mujeres de Dios alumbran cuando se apagan así mismos. Esa preocupación de ser
reconocidos, de ser notados, de querer ser vistos, de querer hacerse de un nombre (Gn. 11:4), de no
querer esperar el propósito de Dios sino de provocarlo, es una actitud carnal. Los verdaderos siervos y siervas de Dios brillan en la oscuridad de manera natural y no artificial.

I. La atención del ungido
“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl” (18:1). Saúl ya se había interesado por el joven David al preguntarle al general de su ejército: “¿De quién es hijo ese joven?” (17:55). Abner le respondió: “Vive tu alma, oh rey, que no lo sé” (17:56).
Antes de David matar al gigante no se sabía algo importante sobre él; pero después de haber
realizado esa proeza, cuando con un estilo sencillo y peculiar derrotó al exterminador filisteo, se
convirtió en un héroe nacional para Israel.
Cuando Saúl lo interrogó: “Muchacho, ¿de quién eres hijo?” (17:58), David le respondió: “Yo soy
hijo de tu siervo Isaí de Belén” (17:58). El rey se dirigió a David con mucha naturalidad y familiaridad
al llamarlo “muchacho”. Algo en David le ganó la confianza del monarca. Los ungidos siempre tienen
la gracia de atraer a otros. Con esa expresión “muchacho” el rey trataba al joven pastor como a un hijo, alguien que se había ganado su respeto y su reconocimiento.
Notemos la pregunta: “¿de quién eres hijo?” Por su acción de fe, este “muchacho” había honrado
el nombre de su padre. David responde: “Yo soy hijo de tu siervo Isaí de Belén”. Hizo importante tanto
a su padre como a su lugar de nacimiento.
Lo más sobresaliente es la atención del ungido. Tenía oídos para escuchar y sabía cómo responder a
su autoridad. El ungido oye bien para responder bien. La tremenda hazaña de David al vencer al
gigante no llenó su corazón de vanidad y orgullo espiritual, por el contrario, mantuvo y manifestó un
espíritu dócil y humilde. David era el mismo tanto antes como después de matar al gigante. No se
volvió un engreído espiritual. Son muchos los engreídos espirituales que andan “tumbándose polvo” ellos mismos.

II. La unidad del ungido
“el alma de Jonatán quedó ligada con la de David” (18:1). El tema que sobresale es el de la unidad. Jonatán, el príncipe con derecho al trono, se sintió
espiritualmente atraído hacia el joven David. Al ungido se le ligarán otros que percibirán en él una
capacidad especial, tendrán una revelación personal de quién es él y de lo que Dios a través del ungido
puede realizar.
Esa palabra “ligar” significa amarrar algo de tal manera que sea difícil de soltar. Es una relación no
solo exterior sino interior. No solo social, sino espiritual.
Jonatán y David entran en un ligamiento de personalidades, de sentimientos y de fe. Era algo más
que ser conocidos, amigos casuales, compañeros incidentales, era ser amigos verdaderos. Era ligar su
presente y su futuro, sus experiencias y su fe.
De igual manera, Jesucristo es ese Jonatán que ha tomado la iniciativa de unirse con nosotros como
el David necesitado. Su naturaleza divina la ha ligado a nuestra naturaleza humana; su gracia la ha
ligado a nuestra fe; sus promesas las ha ligado a nuestra confesión; su compañía la ha ligado a nuestra
soledad. Jesucristo y nosotros nos hemos llegado a ligar por el Espíritu Santo. ¡Somos uno, uno en el
Señor!

III. El amor al ungido
“y le amó Jonatán como a sí mismo” (18:1).
El amor de Jonatán lo ligó a David. Jonatán amó a David, y David amó a Jonatán. El amor tiene
que ser recíproco. Jesús nos ama, y nosotros lo amamos a Él. Amamos a Dios porque Él nos amó
primero.
El amor es algo que da una persona y es algo que recibe otra persona. Es una entrega voluntaria. Es
darse a otros. Teológicamente, el amor no es tanto un sentimiento, es una acción, un imperativo. Es un
interactuar recíproco.
Jonatán tuvo la revelación, aunque incomprensible, de que tenía que amar al ungido. Apenas
Jonatán conoció a David, en su corazón sintió un amor santo, desinteresado y muy especial, por el que
había sido un instrumento milagroso de Dios.
Jesucristo es nuestro Jonatán. En nosotros y por todo el mundo, desembocó los ríos crecidos de su
amor. En el Calvario expresó todo su amor por una raza humana caída y enemiga de Dios. Este amor
ahora lo comunica por medio de su cuerpo místico: la Iglesia, de la cual Él es su cabeza y su corazón.

IV. La vestidura del ungido
“Y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada,
su arco y su talabarte” (18:4).
Jonatán de manera protocolar y ceremonial transfiere su posición a David. El que tiene una revelación en el corazón de quién es el ungido, no lucha por mantener su posición y su prestigio personal, sino que está dispuesto a entregarle todo al que el Espíritu Santo señala como el ungido.
Los espirituales no tienen problemas para identificar, reconocer y ponerse al servicio del ungido.
Públicamente declaran al ungido y transfieren su sujeción a su autoridad.
Primero, “y Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dió a David”. El manto representaba su
posición real. Espiritualmente abdicó a su posición de príncipe con derecho al trono, dándole este
derecho al ungido. Le entregó su posición al ungido. De igual manera Jesucristo, nuestro Jonatán, nos
ha transferido su naturaleza divina, la cual nos constituye en real sacrificio.
Segundo, “y otras ropas suyas”. El manto de Jonatán representaba derecho real y sus “otras ropas”, los privilegios concedidos a David. Jesucristo no solo le ha dado derechos espirituales al creyente, también le ha dado privilegios espirituales. Los derechos se reciben por su gracia y los privilegios por su misericordia. La salvación y todos sus componentes (justificación, santificación, glorificación, posición, elección, perfección) son derechos impartidos a los que reciben a Jesucristo como Salvador y Señor. Los dones y cargos en la iglesia son privilegios. No es algo que nos corresponde, si no algo que Dios da al que quiere.
Tercero, “hasta su espada”. La espada simbolizaba su protección, su seguridad y su defensa. Todo
esto Jonatán lo ponía al servicio de David. De igual manera, Jesucristo nos ha dado su Palabra, la
espada de dos filos (He. 4:11) para protegernos, darnos seguridad y defendernos. El ungido necesita
tener la espada de la Palabra.
Cuarto, “su arco”. Con el arco se alcanzan las cosas a distancia. Al tirar sus flechas se superan los
obstáculos y las distancias. Se mantienen los enemigos a distancia y se provee para las necesidades.
Jesucristo nos ha dado el arco espiritual de sus promesas.
Quinto, “y su talabarte”. En la Biblia de Jerusalén, en vez de “talabarte” se lee “cinturón”. En
Efesios 6:14 leemos: “ceñidos vuestros lomos con la verdad”. Si algo Jonatán iba a compartir con el
ungido sería la verdad.

V. El sometimiento del ungido
“Y salía David a dondequiera que Saúl le enviaba, y se portaba prudentemente. Y lo puso Saúl sobre gente de guerra, y era acepto a los ojos de todo el pueblo, y a los ojos de los siervos de Saúl” (18:5).
Desde temprano en su ministerio, el ungido aprende a moverse bajo el principio del sometimiento espiritual. David iba donde Saúl lo enviaba y manifestaba una buena conducta.
El sometimiento y la prudencia en el comportamiento pone al ungido en gracia con su autoridad
espiritual. Las cualidades de David lo ponen en una posición de autoridad. Los que saben estar bajo
autoridad, Dios los promueve a estar en autoridad.
La autoridad espiritual es algo que se reconoce. A la gente no se les puede obligar a estar sometidos
a la autoridad espiritual, sino que al reconocer esta autoridad se someten voluntariamente, sin resistirla
y sin pelear contra la misma. Con la autoridad espiritual se hace visible la gracia en el que la tenga. El ungido David “era acepto a los ojos de todo el pueblo, y a los ojos de los siervos de Saúl”.

Conclusión
(1) El ungido tiene oídos para escuchar a su autoridad espiritual. 
(2) El ungido encontrará personas, que aunque tengan una mayor posición que él, reconocerán una revelación de su ministerio. 
(3) El ungido será amado por los que en su corazón tienen una revelación de quiénes son en Dios. 
(4) El ungido será identificado por los espirituales quienes les transferirán su sujeción espiritual. 
(5) El ungido, por someterse a la autoridad espiritual, será promovido para estar en autoridad.
publicado por mbsama a las 08:24 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

MINISTERIO BAUTISTA SAMA

Somos un Ministerio creado con el objetivo de difundir la Palabra de Dios a todo ser viviente.
Nuestro propósito es ayudar a todas aquellas iglesias, personas que quieran compartir en evangelio.

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Octubre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Devocional Diario (13)
» Discipulado (2)
» EVANGELISMO PERSONAL (6)
» SERMONES (12)
» TRABAJO CON LOS NIÑOS (2)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
img
.Más leídos
» A todos los que Aman su Venida
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
» Dios y el Altar Familiar
» EVANGELISMO DINAMICO
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
» Llamados a servir
» LOS CELOS HACIA EL UNGIDO
» Memorización: La Palabra de Dios en Mi Mente
» PRESENTACION DEL EVANGELIO A NIÑOS
img
.Se comenta...
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
44 Comentarios: antonio, jesus canales, jesus canales, [...] ...
» ¿Ese es Jesús?
2 Comentarios: geisa, geisa
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
2 Comentarios: Mayté, rosalva camo medina camo medina
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
5 Comentarios: Jose L. Carrillo, Jorge ernesto ramirez sierra, Jorge ernesto ramirez sierra, [...] ...
» A todos los que Aman su Venida
1 Comentario: fotografo alcala de henares
img
.Al margen
Ministerio Bautista SAMA
Hola, Dios los bendiga, esperamos que esta blog pueda ser de bendición a todo aquel que quiera, compartir su fe de una forma mas efectiva.
Estamos a sus ordenes para cualquier ayuda en cuanto a material, talleres, capacitación, etc...

"Porque enseñar la buena noticia de salvación no es motivo para que me llene de orgullo. Es solo mi obligación. Y pobre de mi si no lo hago" 1 Corintios 9:16 (LPDDPT)
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad