Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

MINISTERIO BAUTISTA SAMA
Blog de mbsama

img
img
21 de Junio, 2011 · SERMONES

LOS CELOS HACIA EL UNGIDO

“Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música. Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles. Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron miles, y a mí miles; no le falta más que el reino. Y desde aquel día Saúl no miró con buenos ojos a David” (1 S. 18:6–9).

Introducción
Después de haber sido llamado, haber demostrado que era el ungido, haber hablado como el ungido, y haber sido aceptado como el ungido, es de esperarse que el que estaba en posición sin unción y que teme por su posición, sienta celos del ungido.
Saúl, el líder sin unción, se sintió celoso del ungido de Dios. David era públicamente reconocido por causa de la unción. Los ungidos siempre sobresalen y se levantan por encima de los que han perdido la unción. 

I. Una celebración de recibimiento
“Aconteció que cuando volvían ellos, cuando David volvió de matar al filisteo, salieron las mujeres de todas las ciudades de Israel cantando y danzando, para recibir al rey Saúl, con panderos, con cánticos de alegría y con instrumentos de música” (18:6).
Desde el momento que el ungido mató al gigante, Dios lo puso en gracia dentro y fuera del palacio del rey Saúl (18:5). Los ungidos son reconocidos por los de adentro y por los de afuera. Los ungidos nunca pasan sin ser tomados en cuenta; su presencia siempre se nota por la mayoría. La unción identifica a los ungidos. Puede haber posición sin unción, pero nunca habrá función sin unción.
Muchos confunden “posición” con “función”. Aunque David no tenía posición, ejercía la función. Los que verdaderamente son llamados por Dios empiezan a ser obreros para Él mucho antes de ser nombrados o electos. La posición lo que hace es confirmar lo que ya han estado haciendo. Dios quiere personas que hagan algo, no que tengan un título de algo. Haga el trabajo para Dios y Él lo promoverá. 
Según el pasaje bajo consideración, al regreso de Saúl y David de la victoria contra los filisteos, las mujeres de distintas ciudades se unieron cantando y danzando para recibir al rey Saúl.
Esta era una gran celebración: la victoria dada por Dios a Israel. La iglesia también debe congregarse para celebrar delante del rey Jesucristo, quien también venció al Goliat espiritual en el Calvario.
Esta celebración de las mujeres de Israel era “para recibir al rey Saúl”. Por lo menos este parecía ser el pretexto para celebrar, aunque en su corazón celebraban por causa del ungido.
La celebración no es pasiva, siempre es una demostración pública y audible. .
“Celebramos” el ministerio terrenal de Jesús. Durante su ministerio terrenal sanó, libertó, perdonó pecados y tuvo compasión de las multitudes. Todo esto lo sigue manifestando a través de su iglesia.
“Celebramos” su muerte expiatoria en el madero del Calvario. Toda su obra se completa en la cruz.
Allí declaró el tetelestai (“consumado es”) de su misión. Nada hay que se tenga que añadir al plan de la redención. Una de las señales que identifican las sectas falsas y los falsos mesías es que niegan el sacrificio completo y perfecto de Jesucristo. Buscan añadirle algo al mismo o enseñan que le falta completarse. Ven demasiado fácil aceptar este plan como un acto humano de arrepentimiento y fe, y una oferta divina de perdón y gracia. Pero así de sencillo es aceptar la salvación. El Padre celestial nos regaló a su Hijo (Jn. 3:16) y nos regaló la salvación (Ro. 6:23).
“Celebramos” su resurrección. En el Calvario derrotó a Satanás y a su imperio, a la enfermedad y a sus causas, al pecado y a su poder. Pero con la resurrección en la mañana pascual derrotó a la muerte y a su sombra. Nosotros celebramos el poder de la resurrección.
“Celebramos” el descenso del Espíritu Santo. Lo cual implica que la vida del Cristo resucitado es ahora implantada en el cuerpo de los creyentes. El Espíritu Santo es el agente en el nuevo nacimiento: nos sella espiritualmente, nos bautiza, manifiesta los dones, ilumina la Palabra y nos da unción.

II. Un cántico de reconocimiento
“Y cantaban las mujeres que danzaban, y decían: Saúl hirió a sus miles, y David a sus diez miles” (18:7).
El cántico sonaba bien, estaba acompañado de elementos espirituales. Pero no era espiritual, sino carnal. Se enfocaba en el hombre y no en Dios.
La letra en los cánticos es muy importante. Lo que se canta puede ser para Dios o puede ser para otro. En este cántico no se alababa a Dios. Más bien era un coro de comparación, donde a uno se le ponía más alto que al otro. La unción nunca debe ser reconocida en una persona para ponerla a competir con otra.
Este coro era un pretexto para mostrar la simpatía por una persona que estaba más ungida que la otra. El trabajo de los siervos de Dios nunca debe ser razón para hacer comparaciones públicas. En la obra del Señor Jesucristo ninguno es mejor que otro. Cada uno hace lo que puede con sus talentos. Al que se le dio cinco, se espera que los multiplique hasta diez; al que se le dio dos que los multiplique hasta cuatro; y al que se le dio uno que lo multiplique hasta dos (Mt. 25:14–30). Lo importante no es tener más talentos, sino ser multiplicador de los talentos que se tienen.
Las comparaciones ministeriales son carnales. Los corintios se habían dividido de acuerdo con sus gustos ministeriales. En 1 Corintios 1:12 leemos: “Quiero decir, que cada uno de vosotros dice: Yo soy de Pablo; y yo de Apolos; y yo de Cefas; y yo de Cristo”. Pablo les responde en el versículo 13: “¿Acaso está dividido Cristo? ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?”

III. Un sentimiento carnal
“Y se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó este dicho, y dijo: A David dieron diez miles, y a mi miles; no le falta más que el reino” (18:8).
Muchas veces el pueblo mismo es causa de divisiones internas al tener un espíritu de favoritismo.
Como Saúl ya no operaba en el espíritu, ni era guiado por el Espíritu Santo, un sentimiento de enojo se apoderó de él por causa del cántico.
Primero, “y se enojó Saúl en gran manera”. No solo se enojó, sino que se enojó al extremo. Tenía esa clase de enojo que produce úlceras y hace laceraciones estomacales.
El enojo enferma la personalidad humana. Afecta las acciones y reacciones humanas. Una persona que se deja dominar por el enojo comete muchos errores de los cuales luego se lamenta.
Por causa del enojo “en gran manera”, parejas que se amaban mucho se han divorciado porque uno de los cónyuges ya no aguantaba más los insultos y los desprecios.
Por causa del enojo “en gran manera” muchos han perdido buenos trabajos. Al no controlar su enojo, y el enojo controlarlos a ellos, han dicho o han hecho cosas que les han perjudicado. 
Por causa del enojo “en gran manera”, personas que eran candidatos por el Espíritu Santo para un ministerio o una gran obra de Dios han tenido que ser rechazadas por Dios mismo a través de sus líderes, ya que el continuó enojo era un obstáculo en el propósito de Él.
El enojo es normal si se mantiene normal. Por eso dice la Biblia: “No se ponga el sol sobre vuestro enojo”. El enojo se contrarresta con el gozo del Espíritu Santo. Aprendamos a sonreírle a la vida.
Vivamos felices.
El enojo es contagioso. Se transmite con mucha facilidad. Hablar con un enojado nos enoja. Mirar a un enojado nos hace sentirnos enojados. Por eso dice Proverbios 22:24: “Ni te acompañes con el hombre de enojos”.
Las personas que siempre están enojadas son agrias, secas y causan que otros los rechacen. A nadie les gusta estar cerca de ellas. Su sola presencia causa malestar emocional. Nos hacen sentir incómodos.
Por el contrario, los que están alegres todo el mundo los busca. Es bueno estar cerca de una fuente de alegría. Mirar al rostro sonriente. Ver los ojos de alguien que está gozoso.
Segundo, “y le desagradó este dicho”. Mucho cuidado con lo que estamos escuchando. Hay muchos dichos que desagradan. Saúl era un radar que lo captaba todo. Su espíritu de sospechas dudaba aun de las buenas motivaciones. Mientras más carnal se hace un creyente, más susceptible se hace su espíritu a la crítica, al chisme y a las comparaciones.
A un Saúl ungido ese coro no lo hubiera afectado. Por el contrario hubiera dado gracias a Dios de que había ungido a un joven y lo había usado para su gloria. Cuando se pierde la unción se deja de entender el propósito de Dios en otras vidas.
Un ungido nunca sentirá celos por nada ni por nadie. La unción da madurez espiritual. Los ungidos no saltan de frecuencia, se mantienen siempre en la frecuencia de Dios: la del cielo, la del Espíritu Santo, la de la Palabra.
Tercero, “no le falta más que el reino”. Ahora el no ungido manifiesta celos. Tiene miedo de perder o de que le quiten su posición de rey. El que no está ungido cela su posición. El que está ungido deja que Dios lo cuide en su posición.
A partir de este momento el corazón de Saúl cambió hacia David. Él ya no sería un discípulo para Saúl darle cobertura, protegerlo y enseñarle. Se volvió su enemigo. El celoso se hace enemigo de aquel o los que le puedan ser una amenaza. Al Saúl darle rienda suelta al celo, abría la puerta de su vida a los inquilinos de la carnalidad.
El celoso ve competencia donde no la hay. Cuida más la posición que la vida de servicio a los demás. De ahora en adelante Saúl será el monstruo de la persecución y el mal contra el ungido.

Conclusión
(1) Nuestras reuniones de adoración deben ser “celebraciones”. Nada debe entretenernos, ni desviarnos de este objetivo.
 (2) Nunca debemos comparar verbalmente a los ungidos.
 (3) El celo produce miedo. Crea enemigos que no existen. Los que son verdaderamente espirituales no son celosos.
publicado por mbsama a las 07:11 · Sin comentarios  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (0) ·  Enviar comentario
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

MINISTERIO BAUTISTA SAMA

Somos un Ministerio creado con el objetivo de difundir la Palabra de Dios a todo ser viviente.
Nuestro propósito es ayudar a todas aquellas iglesias, personas que quieran compartir en evangelio.

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Octubre 2014 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Devocional Diario (13)
» Discipulado (2)
» EVANGELISMO PERSONAL (6)
» SERMONES (11)
» TRABAJO CON LOS NIÑOS (1)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
img
.Más leídos
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
» Dios y el Altar Familiar
» EVANGELISMO DINAMICO
» LA ELECCIÓN DEL UNGIDO
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
» LOS CELOS HACIA EL UNGIDO
» Memorización: La Palabra de Dios en Mi Mente
» PRESENTACION DEL EVANGELIO A NIÑOS
» Un amigo en común
img
.Se comenta...
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
15 Comentarios: Jose Enrique Reyes, william barsby, Marcos, [...] ...
» A todos los que Aman su Venida
1 Comentario: fotografo alcala de henares
» PRESENTACION DEL EVANGELIO A NIÑOS
2 Comentarios: leticia davila, SHIRLEY
» EVANGELISMO DINAMICO
1 Comentario: patricia
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
2 Comentarios: Lucille, Leah
img
.Al margen
Ministerio Bautista SAMA
Hola, Dios los bendiga, esperamos que esta blog pueda ser de bendición a todo aquel que quiera, compartir su fe de una forma mas efectiva.
Estamos a sus ordenes para cualquier ayuda en cuanto a material, talleres, capacitación, etc...

"Porque enseñar la buena noticia de salvación no es motivo para que me llene de orgullo. Es solo mi obligación. Y pobre de mi si no lo hago" 1 Corintios 9:16 (LPDDPT)
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad