Blog gratis
Reportar
Editar
¡Crea tu blog!
Compartir
¡Sorpréndeme!
img
img

 

 

MINISTERIO BAUTISTA SAMA
Blog de mbsama

img
img
06 de Junio, 2011 · SERMONES

LA RESPONSABILIDAD DEL UNGIDO

“Pero David había ido y vuelto, dejando a Saúl, para apacentar las ovejas de su padre en Belén” (1 S. 17:15).
Introducción
A pesar de su posición como músico en la corte del rey Saúl, y de su prestigiosa promoción como  paje de armas, David nunca se olvidó de su humilde posición como pastor de ovejas en los campos de  Belén.
Entre sus nuevas responsabilidades sabía intercalar su responsabilidad primera, que era la pastoril.
David tenía corazón de pastor y en cada oportunidad que podía lo manifestaba. El llamado original de Dios a nuestra vida nunca debe olvidarse por las posiciones y las promociones.
I. La ocasión
“Salió entonces del campamento de los filisteos un paladín, el cual se llamaba Goliat, de Gat, y tenía de altura seis codos y un palmo” (17:4).
El gigante Goliat, campeón de los filisteos, cuya estatura era de casi tres metros. En su condición de campeón invicto de los filisteos, desde Soco y Azeca, retaba al pueblo de Israel en busca de un contrincante.
Su estatura y sus aparejos militares (17:5) se sumaban a su impresionante y amenazante apariencia. El enemigo sabe apelar a lo externo para atemorizar a los hijos de Dios.
Los Goliat de nuestra vida buscan ocasión para hacer gala de su intimidación. Les gusta pararse desafiantes delante de nosotros. El temor es el arma más cortante de Satanás. El enemigo lo que busca es el lugar y la oportunidad para manifestarse. Efesios 4:27 nos recuerda: “ni deis lugar al diablo”. La palabra griega que se traduce “lugar” es topos e implica darle permiso al diablo para controlar las acciones del creyente.
II. La expresión
“Y se paró y dio voces a los escuadrones de Israel, diciéndoles: ¿Para qué os habéis puesto en orden de batalla? ¿No soy yo el filisteo, y vosotros los siervos de Saúl? Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí” (17:8).
Goliat era un “bocón”, un palabrero. Sabía emplear muy bien las palabras para sembrar miedo y temor en los oídos de los que les faltaba unción. Cuando falta unción del Espíritu Santo, se les cree al enemigo y sus demonios todo lo que dicen. Los ungidos no le prestan atención a las palabras del enemigo.
Goliat le cuestionó al pueblo de Israel su posición de batalla: “¿Para qué os habéis puesto en orden de batalla?” Afirmó su propia identidad: “¿No soy yo el filisteo...?” Vio a los soldados de Israel como: “...los siervos de Saúl”.
El enemigo no tiene derecho a cuestionar nuestra posición espiritual, ni nuestra manera de orar, de alabar y de adorar. Nuestra “orden de batalla” no le tiene que importar a él ni a sus servidores. No nos interesa que él se nos identifique, ya que por su apariencia y palabras discernimos quién es y quiénes son sus demonios asociados. Tampoco nos debe dar órdenes. Estas las da Jesucristo y los ungidos de Dios.
Goliat declaró: “Escoged de entre vosotros un hombre que venga contra mí”. Él sabía lo que decía y lo que quería. Los hombres escogen a su manera, pero solo Dios escoge ungidos. Cualquier contrincante escogido por el pueblo, Goliat lo haría papilla; pero a un ungido no lo masticaría, y menos lo digeriría.
Goliat habló muy seguro de sí mismo: “Si él pudiere pelear conmigo, y me venciere, nosotros seremos vuestros siervos; y si yo pudiere más que él, y lo venciere, vosotros seréis nuestros siervos y nos serviréis” (17:9).
El enemigo lo que busca es vencer al creyente quitándole la fe y haciéndolo su esclavo. Pero al creyente se le recuerda: “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Stg. 4:7). El sometimiento a Dios implica una renuncia a la división y rebelión espirituales.
Goliat tenía el poder que los israelitas le habían dado y que creían que él tenía. Pero le faltaba autoridad. El creyente en Cristo Jesús tiene autoridad espiritual y tiene poder delegado por el Espíritu Santo. El nombre de Jesucristo y la Palabra de Dios dan autoridad; el Espíritu Santo y la sangre de Jesucristo dan poder.
Finalmente Goliat declara: “Hoy yo he desafiado al campamento de Israel; dadme un hombre que pelee conmigo” (17:10). Él veía el campamento de Israel, pero no el campamento de Dios. Creía que retaba a Israel, pero ignoraba que era al Dios de Israel al que estaba provocando. Le pedía un “chata” a Israel, pero Dios le tenía guardado a un campeón ungido que se había entrenado bien. Al campeón de la
hora, Dios le tenía a un ungido de peso completo.
Las palabras de Goliat surtieron su efecto: “Oyendo Saúl y todo Israel estas palabras del filisteo, se turbaron y tuvieron gran miedo” (17:11). Los que no están ungidos tienen oídos para escuchar las amenazas del enemigo; le creen, se turban y le tienen miedo. Sus oídos se abren para recibir mensajes de derrota y de desánimo. Los verdaderos ungidos responden siempre a la voz de Dios y no se dejan turbar
ni amedrentar de nada ni nadie. Estos responden siempre a una palabra de fe.
III. La persona
“Pero David había ido y vuelto, dejando a Saúl, para apacentar las ovejas de su padre en Belén” (17:15).
En 1 Samuel 17:12 David es nuevamente presentado como el hijo de Isaí, el efrateo de Belén de Judá, padre de ocho hijos. En 17:13 se nos declara que los tres hermanos mayores de David llamados Eliab, Abinadab y Sama formaban parte del ejército de Saúl. En 17:14 se nos declara que “David era el menor”. En el plan y propósito de Dios los menores pueden ser usados para su gloria y honra. David
aunque era el menor, para Dios ya tenía la edad espiritual que lo calificaba para ser usado.
Es interesante lo que leemos en 1 Samuel 17:14: “Siguieron, pues, los tres mayores a Saúl”. Ellos seguían a un no ungido, pero David seguía a la fuente de toda unción. El que sigue a los no ungidos será un no ungido, pero el que sigue a Dios tendrá la unción de Dios.
En primer lugar, “David había ido y vuelto” (17:15a). El mismo que salía era el que regresaba. Por dentro y por fuera seguía siendo David. Los lugares no lo cambiaban, ni el público lo dañaba. En el campo o el palacio era el mismo. Los ungidos son siempre de una misma cara, de un mismo corazón y se conducen igual.
En segundo lugar, “dejando a Saúl” (17:15b). El ungido no puede permanecer mucho tiempo al lado de Saúl. El comportamiento y lenguaje de Saúl, después de mucho tiempo cerca de él, afecta al ungido. Él se cuida de no parecerse a Saúl y de no asimilar sus malas costumbres. El ungido está para ayudar a Saúl por lo que para no perder la unción, de vez en cuando el ungido tiene que retirarse al desierto con Dios.
En tercer lugar, “para apacentar las ovejas de su padre en Belén” (17:15c). David no era dueño de algún rebaño. Las ovejas no eran de él, eran de su padre. Con esto Dios le estaba enseñando a no hacerse dueño de algo, sino a ser un buen administrador de los bienes puestos bajo su cuidado.
En 1 Corintios 4:2 leemos: “Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel”. La fidelidad es la clave de todo buen administrador. Ante el dueño, el administrador es responsable, consecuente y fiel a lo encargado. En el administrador el propietario puede confiar, puede delegar y puede tener la seguridad que no le fallara. El ungido nunca se adueñará de lo que no es de él.
Los ungidos siempre tienen un corazón pastoral. Ellos sienten por las ovejas. En vez de las ovejas venir a ellos y buscarlos, ellos van y buscan a las ovejas. El espíritu pastoral debe ser una carga en los ungidos.
Conclusión
(1) El ungido no le permitirá al enemigo que lo intimide con palabras de derrota, sino que reaccionará a la palabra de fe. 
(2) El ungido reconoce su posición espiritual y de esa posición deriva su autoridad
espiritual.
 (3) El ungido se cuida de los no ungidos y guarda su corazón pastoral.
publicado por mbsama a las 08:34 · 1 Comentario  ·  Recomendar
Más sobre este tema ·  Participar
Comentarios (1) ·  Enviar comentario
Muchas gracias por este estudio. Hice uno acerca de "David, Un Corazon como el de Dios" de Beth Moore, hace algunos anios, lo disfrute mucho y ahora con este lo repaso y me gozo en la palabra. saludos y Bendiciones
publicado por Elsa Maldonado, el 06.06.2011 10:09
Enviar comentario

Nombre:

E-Mail (no será publicado):

Sitio Web (opcional):

Recordar mis datos.
Escriba el código que visualiza en la imagen Escriba el código [Regenerar]:
Formato de texto permitido: <b>Negrita</b>, <i>Cursiva</i>, <u>Subrayado</u>, <li>· Lista</li>
img
.Sobre mí
FOTO

MINISTERIO BAUTISTA SAMA

Somos un Ministerio creado con el objetivo de difundir la Palabra de Dios a todo ser viviente.
Nuestro propósito es ayudar a todas aquellas iglesias, personas que quieran compartir en evangelio.

» Ver perfil

img
.Calendario
Ver mes anterior Octubre 2017 Ver mes siguiente
DOLUMAMIJUVISA
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031
img
.Buscador
Blog   Web
img
.Tópicos
» Devocional Diario (13)
» Discipulado (2)
» EVANGELISMO PERSONAL (6)
» SERMONES (12)
» TRABAJO CON LOS NIÑOS (2)
img
.Nube de tags [?]
img
.Secciones
» Inicio
img
.Enlaces
img
.Más leídos
» A todos los que Aman su Venida
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
» Dios y el Altar Familiar
» EVANGELISMO DINAMICO
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
» Llamados a servir
» LOS CELOS HACIA EL UNGIDO
» Memorización: La Palabra de Dios en Mi Mente
» PRESENTACION DEL EVANGELIO A NIÑOS
img
.Se comenta...
» BOSQUEJO DE EVANGELISMO EXPLOSIVO
44 Comentarios: antonio, jesus canales, jesus canales, [...] ...
» ¿Ese es Jesús?
2 Comentarios: geisa, geisa
» LAS CUATRO LEYES ESPIRITUALES
2 Comentarios: Mayté, rosalva camo medina camo medina
» ¿Cómo iniciar una conversación para evangelizar?
5 Comentarios: Jose L. Carrillo, Jorge ernesto ramirez sierra, Jorge ernesto ramirez sierra, [...] ...
» A todos los que Aman su Venida
1 Comentario: fotografo alcala de henares
img
.Al margen
Ministerio Bautista SAMA
Hola, Dios los bendiga, esperamos que esta blog pueda ser de bendición a todo aquel que quiera, compartir su fe de una forma mas efectiva.
Estamos a sus ordenes para cualquier ayuda en cuanto a material, talleres, capacitación, etc...

"Porque enseñar la buena noticia de salvación no es motivo para que me llene de orgullo. Es solo mi obligación. Y pobre de mi si no lo hago" 1 Corintios 9:16 (LPDDPT)
img img
FULLServices Network | Blog gratis | Privacidad